Blogia
DIARIOS DE LA OCUPACION

 

19 de Febrero

 

            La portera tiene en el Ministerio a un primo que le ha enviado a un fontanero y a una cuadrilla de pintores para arreglar lo de la tubería rota. Eran prisioneros polacos y han llegado con escolta.

            Yo no he dicho nada de la gotera de mi casa, porque esos prisioneros me dan mucha tristeza.

            La portera me ha sonreído esta tarde cuando al salir me he cruzado con ella, sentada en una silla a la puerta. Está orgullosa.

            Cuando ahora tumbado en mi cama miro al cielo y tropiezo con el techo, la mancha de humedad dibuja el territorio de una isla libre de prisioneros. Después cierro los ojos y duermo con la conciencia tranquila.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres