Blogia
DIARIOS DE LA OCUPACION

15 de Febrero

 

            He pasado la tarde sentado en un banco del Retiro leyendo “El corazón del Ártico” (Editorial Bruno del Amo, 1928). Es el diario de Ernest Shackleton acerca de su viaje al Polo Sur entre 1907 y 1909 con la Expedición Antártica Británica.  Me gusta leer los relatos de los viajes a los Polos. Mi favorito es “El peor viaje del mundo”, de Apsley Cherry Garrard (en una vieja reedición inglesa de Penguin Books de los años cincuenta), sobre todo la parte que relata un viaje de treinta días, veinticuatro horas de noche polar, caminando a tientas, azotados por tormentas y temperaturas inferiores a los cincuenta grados bajo cero, y todo era para conseguir sólo un huevo de pingüino.  Un huevo de pingüino. Lo mejor es sufrir por algo absurdo. Desconfío de cualquier otro motivo para el sufrimiento. No creo en el patrimonio de los héroes.

            Para muchos lo heroico debe tener utilidad, pero es más honesto carecer de motivos. La belleza del impulso, la moneda que brilla en el aire, el instante fotográfico que retiene la memoria.. Mejor dejarse llevar sólo por lo sublime. Es difícil de explicar. Ayer se escucharon disparos por la noche. Alguien había escrito en la pared de la cárcel de la Gran Vía: “Amo a Carmen”. Murió en el acto. A esa heroicidad me refiero.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres