Blogia
DIARIOS DE LA OCUPACION

4 de Febrero

 

           Sonrío cuando dejan caer piedras sobre mí desde los tejados.

            No soy vengativo. Creo que mis enemigos morirán antes que yo, aunque no sepa cuando. Esta firme convicción me obliga a no hacer nada, a no hacer absolutamente nada.

            La portera me regala una invitación para el zoológico. Me gustan las focas tendidas en el suelo esperando que les caiga encima un pescado.

            Todo viene del cielo: las piedras y los peces, incluso las lágrimas cuando caen al suelo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres