Blogia
DIARIOS DE LA OCUPACION

22 de julio

 

Mi portera escupe en la acera cuando quiere. Es como un perro que marca su territorio.

El mundo exterior no le importa. No se trata de que le sea indiferente la vida en otros planetas o la vida fuera de la Europa Alemana, lo que no le importa es la vida fuera del portal de su escalera.

Los barrenderos ya le han dicho que cuando barra no eche el polvo a la calle, pero a mi portera le da igual.. Colabora con la Gestapo porque así protege su poder en el edificio, nadie se mete con ella.

Mi portera mira de reojo al portal contiguo de la verdulería. A veces sospecho que está medrando conquistarla.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres