Blogia
DIARIOS DE LA OCUPACION

18 de julio

 

     El camión del Ayuntamiento que riega las calles ha pasado por delante de mi casa.

     Parece sencillo limpiar la conciencia, refrescar el sofoco de los remordimientos.

     Un coche de la Gestapo pasa a toda velocidad. Su imagen se ha reflejado un instante en los charcos. El caucho de las ruedas ha dejado dos surcos paralelos de asfalto seco.

     La virtud es un espejismo.

 

 

 

           

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres