Blogia
DIARIOS DE LA OCUPACION

16 de mayo

 

            Mi vecina se levanta temprano y canta. Lo hace volcando medio cuerpo fuera de la ventana para tender la ropa sobre el patio de luces. Tiene dos pechos enormes que le cuelgan y se le ven por el escote mientras tiende la ropa y canta.

            A veces basta una sonrisa amable para alegrarle a uno el día.

            Lástima que todas las risas de su boca se las coma el chico de la panadería cuando sube a su casa con el reparto.

            Su marido está contento de comer pan blando cada día.

 

 

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres