Blogia
DIARIOS DE LA OCUPACION

12 de Abril

 

Al doblar la esquina he sentido unas ganas irrefrenables de salir corriendo.

Algo instintivo, como cuando ves un agujero en la pared y metes el dedo. Bueno, puede que esas cosas sólo se me ocurran a mi.

Lo cierto es que he salido corriendo y detrás alguien me ha seguido. La travesura se ha convertido en pánico porque he temido fuese la Gestapo. Correr más aún, pero por necesidad.

He imaginado que me pegaban un tiro por la espalda y me sentido libre al ver un autobús en la parada. Subo al autobús y me siento. El que me seguía también se sienta enfrente y me sonrie.

-Casi perdemos el autobús

-Y la vida... –le contesto

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres